Iglesia visigótica de Santa Comba

Iglesia visigótica de Santa Comba

Datada en el s.VII, es la única construcción que se conserva de un antiguo monasterio.

Datada en el  s.VII, es la única construcción que se conserva de un antiguo monasterio, siendo declarada Monumento Histórico Artístico en 1921.

De reducidas dimensiones, el exterior se caracteriza por el sabio juego de volúmenes. Presenta una planta de cruz griega, precedida de un pórtico a los lados del cual se disponían dos estancias.

El interior, de una grande austeridad, está totalmente abovedado, a excepción de las estancias laterales que presentan techumbre de madera.